postalitas

Postalitas en tiempos de desastre

Hermann W. Bruch

El llamado del Presidente

El Presidente se ha dirigido en cadena al país en varias ocasiones durante el fin de semana y entre otras cosas ha solicitado a los partidos políticos y a los diferentes sectores que abandonen su trabajo electoral y otras tareas para dedicar esfuerzos en la titánica tarea de mitigar el dolor y sufrimiento de tanta gente afectada por el golpe frente de mal tiempo que azota a El Salvador.

Es un llamado sensato y sin ningún tinte político. Es el tipo de llamado que se espera de la máxima autoridad del país en momentos como los que estamos viviendo. Veremos si la clase política sabe aprovechar estas instancias para rectificar un poco sus malas actuaciones ante la población.

 

El caso de La Geo y el pleito ENEL-CEL/INE

Muy valiente y contundente la posición del Doctor Nelson Segovia, publicada este día en LPG, relacionada con el caso. El Doctor Segovia es un verdadero jurista y además constitucionalista y, habiendo sido parte en un par de ocasiones como representante de INE, él habla con autoridad y debiéramos prestar atención, pues se trata de nuestro patrimonio. Es recomendable dejar que prosiga el recurso de nulidad, cosa que no traerá consecuencias negativas al país como aducen algunos malos patriotas sospechosamente defendiendo los intereses del mafioso Berlusconi. Incluso, debieran salir a la luz los nombres de quienes inicialmente son responsables de ese contrato pernicioso para nuestro país, para conocerlos y enjuiciarlos. Reconozco que estaba equivocado en cuanto a este caso y me he visto ante la necesidad de rectificar mi posición.

Michael Porter en Costa Rica

Este “guru” de las empresas estuvo virtualmente en el INCAE en San José y ha logrado estremecer el “statu quo” de la clase empresarial centroamericana, al haber hecho señalamientos muy claros en contra del modelo de negocios que se ha seguido y propone “redefinirlos”. Lo extraño de todo esto es que nada o casi nada hemos sabido en nuestro medios locales acerca de esa video conferencia, extendiéndose el silencio a las grandes gremiales empresariales de nuestro país.

¿Por qué no quieren al señor Porter? Me atrevo a decir que la frialdad se origina desde que, hace muchos años, el señor Porter recomendó que nos olvidáramos por un rato de la macroeconomía, la cual andaba muy bien, y que nos dedicáramos un poco a “bajar” los efectos de ésta hacia la micro economía. Que se permitiera que los estómagos de la gente se beneficiaran de estos índices. Y PLOP! Se acabó el amor.

Nuestros “gurus” criollos dejaron de citarlo como el santo de todos los santos en materia económica y lo mandaron a guardar en los cajones de la sacristía. Mi recomendación es que le prestemos más atención a Michael Porter.

El pleito de Magistrados, Salas y Tribunales

Bueno se ha puesto el “reality” entre la sala de lo Contencioso Administrativo y el Tribual Supremo Electoral. Tan bueno que nadie sabe cómo va a terminar todo esto. En nuestro país hay más de 10,000 abogados. Saquemos al 60% que carecen de instrucción notoria pues seguramente poseen títulos “chaveleados”, el restante 40% no se pone de acuerdo en cuanto a la actuación del TSE en el proceso de cancelación de los partidos (fraudulentos) PDC y PCN. ¿Por qué? Porque posiblemente nadie tiene la razón o ambas partes la tienen.

Mi tesis es que todo este barullo se origina mucho tiempo atrás, desde que las leyes que rigen todos estos procesos fueron elaboradas mañosamente, precisamente para permitir chanchullos. El problema se le ha revertido a “la derecha” (prefiero llamarla falsa derecha), y ahora gritan al cielo denunciando ilegalidad en el proceder del TSE.

No sé a dónde iremos a parar, pero auguro tiempos difíciles de aquí a las elecciones. La gran pregunta es ¿llegaremos a tener elecciones? Estamos viviendo tiempos de temporal y en política, los nubarrones nos predicen tormentas que pueden desencadenar huracanes. La participación ciudadana se hace más necesaria e importante que nunca.

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.