¡CUIDADO, nos están robando la democracia!

¡Es hora de actuar!

Por Hermann W. Bruch

Estamos acostumbrándonos a denostar el gobierno del FMLN como un gobierno de ineptos e ineficientes. Yo mismo lo he hecho. En realidad no es así.
Esta gente que nos está gobernando está siguiendo al pie de la letra el Manual escrito en Cuba para preparar el terreno para la toma del poder absoluto usando el sistema democrático que supuetamente los legitima. ¡Cuidado!
Ya no se valen los insultos. Si no entendemos lo que está sucediendo corremos el peligro de que nos despertemos un cía con un régimen totalitario y dictatorial “democrático” como el venezolano o el nicaragüensa, etc.
Este gobienro no es INEFICIENTE sino PERVERSO. Los ineficientes somos nosotros los ciudadanos que seguimos indolentes y apáticos viendo cómo vamos perdiendo nuestras instituciones. Y sólo nos va quedando LA SALA, y a ésta le quieren dar en la nuca.
Vemos con envidia cómo nuestros hermanos guatemaltecos y hondureños están tomando cartas en el asunto, combatiendo la corrupción. Pero nosotors no etamos haciendo nada y nos dedicamos a escribir babosadas en las redes sociales, como una especie de diversión perversa. Roberto Rubio hace un análisis acerca de las razones de esta comportamiento nuestro (LPG 22 de junio 2015 http://www.laprensagrafica.com/movil/2015/06/22/corrupcion-y-movilizacion-ciudadana)

Roberto nos afrece una aproximación de lo que podría ser la causa y explora el hecho de que nosotros tenemos dos partidos polares y descargamos nuestro descontento hacia el partido contrario. Podría ser, pero yo me inclino a pensar que nuestro descontento aún no alcanza ese límite que se desborda y convierte en acción. Pienso que falta poco y que lo que tenemos que hacer es enojarnos de verdad, hartarnos de verdad, dejar de ecribir babosadas y tomar la plaza en demostraciones pacíficas – pero contundentes – de repudio y cansancio, dejando en claro a nuestros gobernantes y a las pocas y endebles instituciones que aún tenemos, que tomen nota, pues estas demostraciones pacíficas podrían dejar de serlo.

Es hora de organizarnos, dejar de analizar y diseñar estrategias de acción. Debemos comprender que lo que nos agobia es un mal tipificado como Gran Corrupción y que este mal “va más allá de la simple corrupción corriente y ocurre a mayor escala”. La gran corrupción tiene lugar en las altas esferas del sistema político, cuando “los políticos y los agentes del estado que cuentan con la potestad de promulgar las leyes y hacerlas cumplir en nombre del pueblo, abusan de dichas potestades para mantener su poder, su estatus y su riqueza.”

Por cierto, este tema se está tratando de manera científica y haciendo uso de técnicas de la comunicación y del “design thinking” y este sábado, en la Escuela de Comunicación Mónica Herrera, un grupo de profesionales graduados de la misma, estarán presentando propuestas de solución, utilizando “herramientas de análisis y diseño estratégico útiles para diseñar soluciones a problemas sociales”. (Quien esté interesado en asistir, puede hacérmelo saber yt la haré llegar una invitación)

Cuando hay un problema hay una solución. Lo importante a veces es salirse del paradigma y buscarla mediante procesos diferentes. No debemos perder las esperanzas, pero tampoco podemos depositar nuestro futuro en un acto de fe. Debemos dejar nuestra comodidad y actuar.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.