Conociendo a los Presidenciables
Por Hermann W. Bruch

Me había retirado de estos espacios de opinión en vista de que la dinámica nacional muestra una paradoja ilusionista. Por un lado, se dice – y solo se dice – los salvadoreños gozamos de irrestricta libertad de expresión, cosa que he refutado siempre y sigo refutando, pero que no amerita perder el tiempo en discutir pues los que están de acuerdo ya lo entienden y los que no, tienen sus motivos para sostener su propio punto de vista y nadie los hará cambiar de posición. Por el otro lado, tenemos a una estructura de poder, enquistada en las altas esferas del gobierno y de las instituciones del estado, a quienes poco o nada les importa o interesa lo que la gente piense, de la misma manera que a la gente poco o nada le importa o interesa si sus gobernantes e instituciones no les prestan atención. Es todo parte de una cultura y, diría yo, de un deporte nacional que tiene sus raíces en nuestra propensión al chisme, a la crítica ligera, a la descalificación peyorativa y de remate, nuestra gran capacidad para acomodarnos al statu quo, del lado que sea. Comodidad, apatía y negligencia. Tres pecados capitales que atentan contra el desarrollo y la prosperidad de los pueblos.

En esta ocasión, he querido volver con mis REFLEXIONES, para tratar de aportar algo al proceso electoral que tempranamente nos ha invadido, en vista de que se distingue de procesos anteriores, al menos aparentemente, lo que permite especular que habría espacios para introducir nuevos métodos de análisis que sirvan para mejorar la calidad de las decisiones que tomemos los salvadoreños cuando se nos convoque a las urnas. Para ellos, intentaré hacer algunas preguntas a los pre-pre candidatos, algunas de ellas genéricas y otras, dirigidas. Me atrevo a recomendar a los entrevistadores que hagan llegar estas y otras preguntas concretas a los aspirantes a la presidencia para que podamos los salvadoreños conocerlos mejor.

Por razones de seguir con el orden alfabético, iniciaré las preguntas a los aspirantes declarados del partido ARENA, Ana Vilma de Escobar y René Figueroa.

· ¿Cómo justifican ustedes el excesivo y abusivo proteccionismo que tienen los importadores y distribuidores de medicinas en El Salvador, lo cual redunda en que los precios de estas estén muy, pero muy por encima de los precios de otros países del continente americano?
· ¿Cómo pretenden hablar de cuidar los bolsillos de la gente, su salud, su canasta básica, si no se han molestado en atacar de raíz uno de los más oprobiosos carteles económicos, atentatorios contra el bienestar de las mayorías en beneficio de unos pocos, pero poderosísimos empresarios?
· ¿Cómo justifican ustedes el hecho de que a los ciudadanos se nos impide la importación de medicamentos, aunque sea para uso personal, haciendo del trámite y de las cargas impositivas apabullantes y desincentivadores obstáculos para la libre elección? ¿Creen ustedes que eso es “libertad”?
· ¿Qué piensan de la cadena de intermediación que acecha a los insumos agrícolas, haciendo casi imposible que el pequeño agricultor pueda salir adelante con la producción de granos, pero además, encarecen los costos de los productos básicos de la canasta alimenticia salvadoreña? ¿Es esto una práctica lícita de lo que nos recetan como “libre mercado” o significa que hay individuos en nuestro país que gozan de libertades “más libres” que otros? Y si lo último es, lo que todos sabemos, la respuesta afirmativa, ¿quiénes protegen a estos individuos “más libres” que otros? ¿Qué estructuras de poder político son las que sostienen estas privilegiadas libertades?
· ¿Qué piensan ustedes de la falta de libertad de los salvadoreños para importar autos nuevos? ¿Qué sucedió con aquella tan pregonada libertad de comprar autos en Guatemala, en donde misteriosamente son 30% más baratos que aquí para poderlos traer a El Salvador y luego nacionalizarlos? ¿Por qué se suspendió repentinamente? ¿Quiénes presionaron para que se suspendiera esa buena práctica de libertad? ¿Es eso parte de la “libertad aduanera” y otras yerbas que constantemente nos están atosigando a través de los medios?
· ¿Podrían ustedes explicarnos a los salvadoreños cómo es posible que en El Salvador la construcción sea mucho más cara que en Guatemala?
· ¿Podrían explicarnos ustedes cómo es posible que todas estas cosas, arriba mencionadas, no han podido ser corregidas en 18 años de gobierno de su partido ARENA, y más bien hemos sufrido serios retrocesos?

Podría hacer muchas preguntas más y seguramente los lectores pueden complementar esta lista, pero en aras del tiempo y de no hacer tediosa esta página, me quedo hasta aquí con las preguntas a los pretendientes areneros.

Ahora unas preguntas al candidato del FMLN, Mauricio Funes y a su compañero de fórmula, Salvador Sánchez Cerén.

· ¿Creen ustedes en que haya justificativos para intervenir medios de comunicación?
· ¿Creen ustedes en la censura y cierre de medios de comunicación cuando son muy críticos y se convierten en una “piedra en el zapato” de los funcionarios públicos?
· ¿Cuál es su postura (personal de cada uno de ustedes) en relación al cierre de la cadena de radio y televisión venezolana – RCTV – decretada de manera autoritaria por Hugo Chávez Frías?
· ¿Cuál es la postura oficial de su partido acerca del mismo tema?
· ¿Qué piensan ustedes acerca de la educación privada vs. la pública o estatal?
· ¿Se justifica aplicar a los colegios privados el control de precios?
· ¿Qué piensan ustedes acerca de cerrar escuelas privadas cuando sus directores no se someten a las directrices caprichosas de un mandatario, como es el caso venezolano, que les obliga a impartir doctrinas caducas y extrañas a nuestra cultura occidental?
· ¿Qué harían ustedes para mejorar sustancialmente la calidad de la educación pública o estatal?
· ¿Cual es su postura oficial y personal acerca de dar la patria potestad al estado de niños mayores de 2 años, arrancándolos de sus hogares para enviarlos a centros de internado estatales? Específicamente: ¿cuál es su postura oficial y personal acerca de estas pretensiones de la nueva constitución venezolana impulsada por Hugo Chávez?
· ¿Aprueban ustedes la encarcelación de personal por el hecho de ser opositores del régimen, como es el caso de Cuba?
· ¿Creen ustedes en la libertad de culto, ideas, ideologías, sistemas de gobierno?
· ¿Creen ustedes en la empresa privada y en el ejercicio del libre mercado?
· ¿Qué piensan ustedes de los controles de precios?
· Y con respecto al colón, ¿cuál es hoy por hoy su postura oficial?

Unas cuantas preguntas al pretendiente a candidato, independiente hasta ahora y en busca de partido o partidos políticos que le ofrezcan el vehículo para poder llegar a la presidencia, al ingeniero Arturo Zablah Kury

· ¿Cómo piensa usted convencer a uno o varios partidos políticos de que lo lleven a usted como candidato y adopten su postura programática de gobierno?
· ¿Cómo define ustes esa postura programática?
· ¿Qué sistema político y de gobierno es el que usted propugna?
· Todos sabemos a las cosas que usted se opone y las críticas que ha hecho al gobierno de ARENA en los últimos años, pero aún no sabemos qué cosas propone y cómo cambiaría las que no le parecen. ¿Cuando nos va a contar estas cosas en detalle?
· Ha dicho usted que cree firmemente en la empresa privada. ¿Estaría usted de acuerdo en aplicar controles de precios a los productos de la canasta básica, a las colegiaturas de colegios privados, a la electricidad, a la gasolina, etc.? o ¿Cree usted que hay mecanismos más honestos y efectivos para corregir distorsiones en los precios de estos bienes y servicios?
· ¿Qué haría usted para que las medicinas bajen de precios en El Salvador: aplicaría controles de precios, crearía una importadora / distribuidora estatal o desmantelaría el andamiaje proteccionista que actualmente favorece al grupo poderoso que controla este rubro? Si lo último, ¿cómo lo haría?
· Lo hemos escuchado abogar por la eliminación del IVA a las medicinas. ¿No le parece que no está ahí el problema? El IVA de las medicinas, si se elimina, causaría distorsiones estructurales que afectan a los laboratorios locales y favorecería a los productos importados. Pero además, no es un 13% lo que hace caras las medicinas sino el excesivo incremento que estas sufren desde que abandonan la aduana o el laboratorio y llegan al consumidor, incrementando el precio de nuestras medicinas 400, 500 y hasta 1000 %. Se sabe que esto es el resultado de un sistema supuestamente diseñado de acuerdo a la Constitución para proteger la salud del consumidor, pero que ha sido perversamente deformado para proteger los intereses de unos pocos y muy poderosos intereses del ramo. ¿Qué piensa usted al respecto?
· ¿Está usted consciente de que el principal problema que aqueja a la economía salvadoreña no es necesariamente el IVA, o el dólar o el sistema de libre mercado sino la forma en que estos instrumentos son manoseados desde las altas esferas del gobierno haciendo uso de artimañas legales, pero ilegítimas y odiosas, que sirven para facilitar el enriquecimiento desmedido de unos pocos a costa del empobrecimiento de las mayorías? ¿Cómo atacaría usted estos temas? ¿Con medidas populares (populistas) o con medidas sanas, de sentido común y basadas en la razón y la experiencia de otros países, cuyos gobiernos han logrado sacar a sus pueblos de la pobreza para adentrarlos al club de los pueblos desarrollados y prósperos? Casos como Irlanda, Nueva Zelanda, Corea, Singapur abundan como para tomar nota y tratar de imitar sus fórmulas ganadoras. ¿Qué piensa usted de todo esto?
· Usted está consciente de que miles de salvadoreños hemos visto como una señal esperanzadora su decisión de lanzarse al ruedo político electoral y por lo tanto, hemos depositado muchas expectativas en torno a una potencial candidatura suya. Pero esto despierta siempre algunas inquietudes y se las voy a plantear:
o ¿Planteará usted al país y a su gente la necesidad de cambiar nuestra forma tradicional de ver en el gobierno la fuente de dádivas, regalos, soluciones mágicas y proteccionismos, o seguirá la corriente de los politicastros irredentos, que solo buscan su propio beneficio y le ofrecen a la gente cualquier cosa con tal de seguir lucrando del manejo de los recursos del estado?
o ¿Qué está haciendo usted, además de haber lanzado una excelente propuesta de alianza por el cambio, para desenmarañarse de las sanguijuelas que aparecen como por arte de magia en períodos electorales y que solo buscan prebendas y privilegios? ¿Cómo pretende atraer gente sana, inteligente y honesta a su equipo de campaña y posteriormente de gobierno?
o En su planteamiento programático de gobierno, muy lánguido aún, no hace referencia usted al ataque de la cultura de la animalada, la movida, la viveza y todas esas formas diferentes y a veces perversamente presentadas como simpáticas virtudes de los salvadoreños, pero que en realidad esconden un mal profundo, conocido mundialmente como corrupción. ¿Es eso una involuntaria y desafortunada omisión, o es que usted no considera que haya que cambiar eso?

Quisiera preguntasr a todos los partidos políticos pequeños, cual es si visión del país que desean y cómo plantean, con medidas concretas y no con vaguedades y discursos románticos, tratar de resolver todos los problemas arriba enunciados. ¿O es que debemos interpretar que están en el juego perverso de la continuidad perpetua y del oligopolio de los partidos políticos?

· ¿Qué propone Rodolfo Parker para bajar el precio de las medicinas? ¿Únicamente quitar el IVA a sabiendas de que no está ahí el problema? ¿Será que esa es una cortina de humo para ganar aplausos y mantener el statu quo de los poderes que controlan ese negocio?
· ¿Qué propone el PCN con respecto a la salud de los salvadoreños que son víctimas de la obscena y excesiva contaminación que producen los buses chatarra que ellos odiosamente apadrinan desde la asamblea legislativa?
· ¿Que propuestas concretas nos harán los partidos como el FDR o el CD que más parece que andan preocupados en ver cómo se salvan de la extinción?

Y por último, una pregunta al soberano pueblo salvadoreño del cual formo parte: ¿Cómo piensa comportarse en esta próxima campaña electoral?

· ¿ Se quedará tranquilo en casa mirando la tele y despotricando de unos y de otros o hará algo por movilizarse, en pequeños grupos de discusión y debate, alrededor de temas cruciales para su bienestar y progreso, haciendo llamados a los políticos a que presten atención, acercándose a otros grupos de pensamiento para ir conformando una fuerza, analizando y estudiando qué hacen en otros países para superar la postración?
· ¿Pondrá todas sus esperanzas en un partido ortodoxo de izquierda que lo único que sabemos es que nos traerá una copia de las recetas de don Hugo Chávez que en poco tiempo se han encargado de llevar pobreza y frustración a millones de venezolanos y que dentro de poco será una copia de la Cuba comunista en donde la gente vive pobremente, aunque tranquila y se muere de aburrimiento, mientras sus líderes, encabezados por Fidel el inmortal Fidel (se dice que ya está muerto, pero al igual que con el Cid Campeador, se mantiene viva su figura) se divierten y enriquecen mientras esgrimen esa trilladas y obsoletas consignas contra el imperio norteamericano?

You can leave a response, or trackback from your own site.